sábado, 27 de octubre de 2012

Signos de corrección, parte I


      Ya son varias las asignaturas donde nos han enseñado los signos de corrección, pero, ¿qué son exactamente? Antes de llegar a ello, creo que es necesario explicar un poco el proceso de edición. Este se compone de varias etapas: preedición, preimpresión, impresión y publicación. Mejor verlo en un esquema, que creo que queda bastante claro:




*Todo el vocabulario viene explicado excepto:
-          Folio: se refiere a lo que Word llama encabezado y pie de página (a veces el título del libro y el autor, número de página…)
-          Líneas huérfanas: cuando un párrafo empieza justo al acabar la hoja y solo aparece una única frase. Hay que evitarlo siempre
-          Líneas viudas: cuando un párrafo acaba al inicio de una hoja y solo aparece una única frase. Al igual que las líneas huérfanas, se debe evitar siempre.


         Dentro de la segunda etapa, la de preimpresión, es donde el original sufre todas las transformaciones. Es aquí donde realmente se edita el texto. Tal y como se ve en el esquema, en la revisión hay que tener muchos elementos en cuenta. Cuando existen errores en la ortotipografía, ya sea el editor de mesa o el mismo escritor del libro ha de revisar dichos errores. Si esto nos ocurriera (que ocurre, tal y como nos contó Mª Jesús Zamora, nuestra profesora de Edición y revisión de textos) nuestro primer pensamiento sería tachar la palabra y escribir encima lo correcto. Error. Para esto existen los signos de corrección.


¿Cuántos tipos de signos hay?
         Pues se podrían clasificar en:
-          signos de llamada: para marcar.
-          según el estilo de tipo: para marcar cursivas, redondas, mayúsculas…
-          según la posición: transposición de letras, sangrías, alineación de texto…
-          de puntuación: acentuación, unir dos párrafos, separar dos párrafos…
-          otros: suprimir palabra o carácter o validar lo que se ha tachado.


¿Cómo se usan?
       A la hora de usar los signos de corrección hay que ser muy claro. Siempre se marca el carácter o la palabra en cuestión dentro del texto y en el margen de la misma línea. Para no confundir a la persona que llevará a cabo todos los cambios, hay que evitar repetir los signos de llamada en la misma línea. También es muy importante no dar nunca nada por sentado, pues aunque una corrección parezca muy evidente, se debe marcar de todos modos. Por tanto, siempre hay que pensar que esa persona no sabe nada sobre ortotipografía y marcar todos los errores con mucho cuidado.


Para dejarlo todo más claro, mejor ver ejemplos de textos revisados (hechos por servidora). Como son muchos y mi intención no es saturar, me dejaré los signos para marcar errores de posición para otra entrada. ¡Vamos allá!

1. Los signos de llamada, es decir, los que sirven para tachar o marcar lo que se quiere corregir. Se pueden repetir siempre y cuando no sea en la misma línea. Estos son:




         2. Supresión. Para suprimir la palabra, carácter o fragmento marcado.


          3. Tachado: cuando se tachado algo correcto al revisar.



SEGÚN EL ESTILO.

          4. Poner redonda o cursiva:


          5. Poner o quitar negrita:


          
          6. Cambiar a mayúscula o minúscula:


          7. Poner versalita.
 *¡Ojo! Los siglos se ponen en Versalita (uno de nuestros más recientes descubrimientos).



DE PUNTUACIÓN

           8. Unir o separar dos párrafos:


           9. Quitar o poner un acento:



          Como veis, siempre se pone el signo de llamada en el texto y se repite en el margen junto con el signo en cuestión. Y sabiendo esto, tampoco tiene mucho más misterio.

          Y hasta aquí por hoy. En otra entrada pondré los signos que faltan. Espero que haya quedado más o menos claro y que os sea útil, si no ahora, para un futuro.


Editado: parte II, aquí.


6 comentarios:

  1. Si, ya son varios los profes que nos torturan con esto. ¡Muy práctica la entrada! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Pilar! Oye, pues hacerla me ha servido para estudiar :) Y como ahora en revisión de textos tendremos que hacer lo mismo, sigue siendo útil jaja. ¡Próximamente, la 2º parte!

      Eliminar
  2. Raquel, por favor, sube la 2ª parte ¡ya! jejejjejejeje
    el pueblo te lo pide...=P

    ResponderEliminar
  3. Hola. Muchas gracias por tus aportaciones, son muy útiles. No obstante, deberías corregir tu ejemplo 4: dice "el fantasma de la opera". Falta la tilde. Saludos :)

    ResponderEliminar